Sobre la fiabilidad de las estadísticas oficiales de coronavirus: el caso de Suecia

La estrategia de Suecia frente al Covid-19 ha resultado muy controvertida. Si has pasado un poco de tiempo leyendo sobre la pandemia con seguridad te has encontrado ya unas cuantas gráficas comparando la evolución de Suecia con otros países, normalmente mostrando la cantidad de muertes en cada uno.

No creo que se pueda juzgar una gestión del Covid-19 como “mejor” o “peor” que otra simplemente por el hecho de haber tenido más o menos fallecimientos que otro país; hay muchos factores que no dependen de la gestión de las autoridades. Sí creo que, en un tema tan serio, es necesario tener información lo más fiable posible. Así que en este artículo, en lugar de hacer comparativas entre países, voy a intentar responder a la pregunta: ¿los datos de Suecia son fiables? Es decir, ¿ha fallecido la cantidad de personas que dicen las autoridades suecas?

Método

Para juzgar la fiabilidad de los datos oficiales de mortalidad, los comparo con los números obtenidos por otro método, lo que llamo mortalidad implícita. Esta consiste en comparar la cantidad de fallecidos por todas las causas en 2020 con la media de 2015–2019. Por supuesto este método no es perfecto: tal vez haya una tendencia al alza en las muertes no-Covid, debido al aumento o envejecimiento de la población; también puede haber una tendencia a la baja por el declive de las muertes por otras enfermedades y accidentes, por ejemplo. El método es solo una aproximación.

Este informe oficial usa un método parecido. En la página 3 podemos ver las muertes por todas las causas hasta la semana 22, que corresponde al 25–31 de Mayo. Para esa semana la mortalidad en Suecia había vuelto casi a la normalidad.

También en la página 3 tenemos una comparativa:

· Verde: mortalidad habitual

· Morado: fallecimientos en 2020 por todas las causas

· Naranja: mortalidad normal + fallecimientos oficiales por Covid-19

En mi método, la mortalidad implícita por Covid-19 sería el espacio entre las líneas verde y morada. En cambio el área entre las líneas verde y naranja representa la cantidad oficial de fallecimientos por Covid-19. A ojo, diría que la mortalidad implícita es mayor que la oficial, pero no por mucho. En cualquier caso es mejor verlo con números. Repetiré el análisis cuando haya una o dos semanas más con datos disponibles.

Un apunte: yo defino como mortalidad “normal” la media de 2015–2019, y no tengo claro si esa es la definición que usa el informe. Mis resultados son muy parecidos a los del informe pero no idénticos.

Datos y resultados

La página web oficial con los datos de Suecia respecto al Covid-19 incluye un documento Excel con la actualización diaria. Estoy usando el archivo Excel correspondiente al Jueves 18 de Junio (no hubo actualizaciones entre el 19 y el 21). Asimismo, aquí está la web que tiene datos de mortalidad total., y este es el Excel con los números. Ambos documentos, junto con el código en R usado para generar la gráfica, están disponibles en esta carpeta de Google Drive.

En el análisis excluyo las semanas 11 y 12, que tuvieron pocos fallecimientos por Covid-19; la semana 13 corresponde al 23–29 de Marzo. Y este es el resultado.

En general, los fallecimientos oficiales parecen ser menores que los reales, pero no por mucho; como máximo ha habido unas 450 muertes de diferencia. La brecha se redujo ligeramente en las semanas 20 y 21, y se acortó más drásticamente en la última semana de Mayo; para el final de ese mes la diferencia entre ambos métodos era de algo más de 200 defunciones.

El método de mortalidad implícita dice que hubo solo 51 fallecimientos por Covid-19 en la última semana de Mayo. Para que quede claro, no creo que eso sea verdad; es posible que Suecia ahora esté sobre-estimando los fallecimientos, pero no por tanto. Lo más probable es que, por motivos que desconocemos, la mortalidad no-Covid en esa semana fuese menor de lo normal. Y por supuesto ninguna semana es totalmente “normal”. El método de mortalidad implícita funciona mejor a escala de meses, o años completos; de esa forma las fluctuaciones aleatorias en la mortalidad no-Covid tienen menos influencia en el resultado.

Conclusiones

Los datos de mortalidad por Covid-19 ofrecidos por Suecia hasta el 31 de Mayo son fiables. Hay menos de un 5% de diferencia entre la cantidad oficial de fallecidos y la cantidad implícita en las estadísticas de mortalidad total. Además la diferencia se ha ido reduciendo tanto en porcentaje como, en las últimas semanas, en cantidad absoluta de fallecidos.

Actualización 11 de Julio

Hay ya publicados datos de mortalidad total hasta la semana 25, que va del 15 al 21 de Junio. En esta carpeta de Google Drive he guardado tanto los datos de mortalidad como los de fallecimientos oficiales por Covid-19, a fecha Viernes 10 de Julio de 2020. También he modificado el código para que pueda usarse más fácilmente con distintos períodos.

En las tres semanas adicionales se ha seguido estrechando la brecha entre mortalidad oficial e implícita, y para el final de la semana 25 era de unos 50 fallecidos (menos del 1% del total).